METRÓPOLIS OR TECHNÓPOLIS

Metropolis or Technopolis?

We live in an era in which networks and technologies are determinants of development, as serial production was for the industrial revolution. The companies before leaders in manufacturing and production of tangible objects, turn towards the production of artifacts for the intangible: the great power of the social network.

Nowadays it is impossible to think about not having a Smartphone near us, not being connected with different parts of the world and not consulting anything that we need on the internet. These forms of communication are produced by companies that are leaders in the market and, therefore, are also those that move the world.

One of the central themes of urbanism since the end of the last century is the growth of cities and where this is going. Koolhaas in his book Delirium in New York talks about the great metropolises that contain those huge skyscrapers that house 6000 souls, where he says that a building can be a city that is inside another, the great metropolis. These skyscrapers belonged to corporations, and tended to devour cities, displacing the poorest to the periphery.

This reflection of Koolhaas 30 years ago: Did it change due to new technologies? Towards what model of city are we going? Is it possible that new ways of living and new corporations change the paradigm of cities and metropolises?

7

These issues are intended to be a trigger to start thinking about the new metropolises that are being generated right now, such as the case of Sillicon Valey, an area where the companies that move the world have set their eyes and are building their little ones worlds These have changed the way their employees work: they work by deadlines and not by hours, they have all the services and activities within the company so that each one can choose what time to work, eat, sleep, exercise, play, etc. ..

There is an explicit resemblance to the industrial city, when the companies built their factories in the periphery, while the workers’ houses, to ensure their proximity to the manufacturing environment, saving the distances in terms of technological evolution, health, independence or quality of life. If we consider as the beginning of our era industrialization (and, therefore, capitalism), do we tend towards a city commanded entirely by companies? Is it possible for companies to begin to found independent city-states?

Just as Koolhaas talks about the great buildings of Manhattan, today we could talk about new cities commanded by corporations, which do not need a state, because they have their own management of economic and human capital.
What will be the role of the architect when designing a city for a company?

8

NO NAME Architecture

TEST OF THE CITY: PARADIGMATIC ALTERATIONS

Test of the city: “Paradigmatic alterations” 

If we have to think about a city, it is probably easy for us to generate an image in our mind, because our subconscious mind, loaded with preconceptions, takes refuge in the known to conceive the imaginary. But if to this image, forceful in the volatile, we must give it a meaning, its development vanishes in the difficulty to achieve it. That is why, to specify the city in which we are understood and which direction directs my vision of architecture, it is necessary to conceptualize the city as a series of waves in time, where each architectural element is a curvature in space which oscillates between past, present and future of it.

pawel-nolbert-284330
Los Angeles, United States. © Pawel Nolbert.

Suppose a string of finite size where its ends are controllable. The word “city” will represent random movements. To the X and Z axes we will call them “society” and the tension forces in the Y axis will be called “state”, while the word “field”, understood as absence of city, will be subject to a point or static points in the space.

CAMPO-MONOTONO
Ciudad conceptual – Oscilaciones. © Nicolas Giordano.

To begin, we designate the ends of the string as “field”. The result obtained will be a static rope without oscillations and homogeneous character without the presence of a city.
Now suppose a constant “state”, without movements in the Y axis, with movements in the “society” in the X and Z axes, producing a rotation. We will obtain different monotonous cities and without frequency that differ by their amplitude according to the tension of the “state”.
If we propose an absence of changes in the “society” and a “state” that varies its tensions, it will produce constant oscillations with maximum and minimum predictable and repetitive peaks.

CAMPO-CIUDAD
Ciudad conceptual – Oscilaciones. © Nicolas Giordano.

In most contemporary cities we see simultaneous variations of all the factors mentioned above, changes in the “state” and in the “society”. As a result, we will obtain discontinuous oscillations that are counteracted between one end and the other, with critical stress points capable of producing breaks in the rope. In this case, there is no homogeneity, but there is no control of events.

Ultimately, let’s call an extreme “field” and the rest will be defined by the “city” oscillations. The event launched will be an oscillation of the string with variations of intensity along its entire length, increasing in its limit tending to “city” and decreasing in its limit tending to “field”. The oscillations can be observed with greater precision and controlled more easily in one of its extremes (field).

CAMPO-CIUDAD2
Ciudad conceptual – Oscilaciones. © Nicolas Giordano.

If we name “field” to the ends and other points of the rope and assign between each pair of these points “city” oscillations, being all different from each other the events that affect each “city”, we can determine their oscillations and their limits of a controlled and non-homogeneous way. The greater the intensity of the events, the smaller the distance between the “field” points and vice versa.

CIUDAD-CIUDAD
Ciudad conceptual – Oscilaciones. © Juan Verdaguer Aguerrebehere.

The proposed model makes our current situation evident. This is reflected in the event “city” – “city”, asserting that the positioning in favor of the fragmentation of cities should not fall into the homogeneity of the constant systematic in which a plan can be incurred to carry it out .
Why not think a plan that takes into account all these oscillations without opposing them trying to eliminate the fixed points, without trying to take the “city” to the “field”, or the “field” to the “city”, but merge them generating a whole? Why not break the limits set by cities and think of a more porous, more open city, where you stop thinking about peripheries?

NO NAME Architecture

PERCEPTIONS OF A GATED CITY

PERCEPTIONS OF A GATED CITY

Some cities of the world are going through processes of transformation in their urban life, partly due to the loss of public spaces after operations developed by the municipal states. The restriction of uses derived from it leads to a loss of belonging and empowerment on the part of citizens.

If we take as a starting point that public spaces are the space where social relations are established and developed, depending on how they are configured and linked with the other elements of the city, the incorporation of closure and control elements on them can significantly alter them. and modify the ways of understanding the urban landscape and its relationships.

The simple fact of closing a public space through a gate can be used as a sign by the state, seeking to transmit a false message of security and control. This act deprives those places of their primordial condition of free use and daily appropriation, by intervening directly on their openness and availability to the community, on the flow through the streets, and the lack of definition of their limits. Thus, they become anonymous spaces, managed by an invisible entity that opens or closes the doors, imposing notions of spatial limitation and letting us see what is happening, at the same time that establishes us to be inside and to be outside clearly differentiated.

Teatro Argentino, Ciudad de La Plata – Juan Pablo Millan

From the outside, the succession of the bars that make up the grid quickly become a wall that prevents us from participating, at least with a glance, of what happens in that confused, leaving as the only alternative to walk; a tension forward without the opportunity to find a place to pause, just keep going in the same direction. If we stop, we will see large areas of anonymous and desert space on the other side, which supposedly pretends to invite us to pass through some hidden door.

By finding any of those doors if it is open, we can enter that great static, content and controlled scenario, limited and stagnant by a barrier that prevents it from merging with the rest of the city; the public place loses its personality, falling into an anonymity due to its forced new introverted character. From there, we only have to contemplate the coming and going of hundreds of people, in both directions.

Teatro Argentino, Ciudad de La Plata – Juan Pablo Millan

Cities, and citizens, must recover their public spaces suitable for participation and recreation at its maximum expression: free, open and accessible to the whole community; mixed, hybrids, places of exchange, that are not governed by distrust but by inclusion, retaking their central value in the construction of urban development.

NO NAME Architecture

ARCHITECTURE AND CONTRAST

ARCHITECTURE AND CONTRAST

What is it that leads us to think that we can live better if we are locked up?
What kind of ironic utopia is to aspire to inhabit a prison for the rich?
Where is the richness of social and cultural interrelations?
At what point was the concept of human value lost?

A prostituted, commercial architecture emerges giving rights or permits to create communities locked in themselves, regardless of the environment, nor having any concern about the residual spaces left around them.

What leads us to make hasty and selfish decisions? Insecurity, social catalogs, fashion? How do we go back in time when we realize that the vaccine against the ills of society results in an enhancement of them?

Everything inside the wall pretends to be better: tranquility and well-being are the main premise. It poses a micro-city capable of supplying itself. There are schools, restaurants, sports parks, shopping centers, and other services for the sustenance of the inhabitants, which do not need to go outside to function. Private security operates 24 hours, ensuring the healthy development of daily activities that are carried out. To inhabit this micro-city is a whole utopia come true.

ARQUITECTURA Y CONTRASTE 1

Outside the wall, there are remains of what was once “the field” of the generation that precedes us, where activities are carried out in the open air, leaving their memory imprinted to this day. Now this space is reduced to nothing, limited to being the place “behind”. The families in the place of the streets, the bases, the remains of construction works, and the space to build a precarious house. Without services and with a housing deficit, they add to the pollution of a place that has been used both to live and to throw garbage. A complete dystopia made reality.

muro

This remaining space suffers a double pathology. In the first place, the condition of rest that limits in terms of the possibilities of transformation and growth, and, secondly, a contrast that threatens imposing a comparison between the inhabitants of the new community and the inhabitants of “behind the wall”.

Then the question arises: does this new enclosed community isolate itself from the world or isolate the world from the community?

For those outside, the wall is landscape and environment, as cold as it sounds. How to counteract this “landscape wall” effect? For insiders, that limit invalidates its protective function. Paradoxically, the wall functions as a luminous sign, transforming these private neighborhoods into a real focus of attention so that those who look for other people’s belongings know where to go.

ARQUITECTURA Y CONTRASTE 3

It is necessary to reflect on different issues. How to reverse or nullify the effect of the hasty decisions that led to this pseudo-urbanization? How to deal with this pathology of the city? How to work in a space with high potential for the growth of the city, not only because it is located, generally, in the periphery, but also because of the value of the space itself? How to act considering the possibilities of social reactivation in a site of such vulnerability? Where are the cultural proposals, housing, education or recreation, and many other possible responses to the problems suffered by the city?

NO NAME Architecture

TRANSFORMING STONES

TRANSFORMING STONES

Society has always been accompanied by some form of artistic expression. Since man is man, he has tried to express his perceptions, his feelings and his environment, communicating it in different ways.

The world of the 21st century is saturated with “artifacts”, objects that aspire to the status of art. Until the middle of the 20th century, those works were considered art with the ability to communicate something without the need to explain it. From this point, the need to create something new marked a tendency to produce works that were not able to express something by themselves without the need for rhetoric.

Paradoxically, different currents, those outside the academy, sought to fight against this tendency by creating more objects, which could not be cataloged either as a technique or as an art, but as a revolution of the existing.

Analogously, architecture seeks to change the pre-established, generating new possibilities. If we observe from this perspective, in the same way that these currents sought to change the vision we had about what art is, architecture seeks to change the idea of ​​what the city is; making us think if what we have now and where we are going, is the right option.

descarga

While walking through La Plata city, which was completely planned from the beginning, with a perfectly reticulated structure, of blocks designed and executed almost without variations, I asked myself: Why are all the same resolved? Why do you tend to think that extreme regularity, that 120 x 120, makes them correct?

There is nothing in nature that is organized in such a definite way, but we trying to have control have created a rectilinear city made for the automobile, not for people.
Is it the best solution to accept the pre-established rules as definitely the right thing to solve buildings, transport and communication? And for those of us who are going to live in the city?

PIEDRAS QUE TRANSFORMAN 1

If we analyze other cities outside of Western logic, we see examples like Tokyo, which generate the city from a system of cells independent of each other, capable of rethinking themselves. An example of hyperdensity, capable of adjusting to the requirements of contemporary cities, in a more organic way.

Another issue within the pre-established focus on how blocks are organized. Imagine the city from the air. The buildings are thrown over the streets as if they were high walls in a prison, while leaving behind them green courtyard centers, huge marginalized spaces, without use or humanity. Will these buildings be those “trees that do not let you see the forest”?

Just as there are other ways of organizing the city, think about our blocks openly, break the walls that limit us, redefine the public space, move the green courtyard centers to the outside and define a city that is designed primarily for people and not for vehicles.

9FOTOGRAFIA DE JUAN VERDAGUER AGUERREBEHERE

This is Architecture, technique, science, the art of placing stones and defining spaces. Spaces that are capable of transforming buildings, buildings capable of transforming blocks, blocks capable of transforming cities, and that, architecture is nothing more than stones that transform.

So now, how are we going to break the pre-established and transform the city?

NO NAME Architecture

RECETA PARA HACER UNA CIUDAD

RECETA PARA HACER UNA CIUDAD

Se elige una región, se la secciona en partes menores y se la construye palmo a palmo hasta que no quede un solo m2 sin tapar. Para ello se lo excava bien hasta asegurarse haber profundizado por debajo de la tierra fértil hasta llegar a la tosca. Se elevan sus construcciones hasta poder parar los vientos y desviarlos, dar sombra a sus calles e impedir toda posible vista al horizonte. Se rellenan todos los intersticios con asfalto o piedra y encima se colocan latas que al moverse produzcan ruido, gases tóxicos y olor.

tobias-tullius-225741-unsplash

Se perforan las raíces de los árboles existentes, para el pase de cañerías de agua, gas y electricidad. Pero si a pesar de nuestro esfuerzo, algún arbolito floreciese en primavera, se lo tala, pues es allí donde debe ubicarse la entrada de un garaje.

Concluida la tarea con la tierra, se colocan tantas chimeneas como sean necesarias para que el sol y el aire no cometan la locura de dar vida en esa ciudad.

Terminada la primera etapa de impermeabilizar la tierra contra el aire, el sol y el agua, podemos continuar nuestra labor contaminando y agotando sus ríos y napas de agua con la certeza de que nuestra impermeabilización impedirá cualquier reposición.

pawel-nolbert-291146-unsplash

Al no preveer su crecimiento, tendremos garantizado que éste será descontrolado y arbitrario; al no pensar en su gente, tendremos asegurada su destrucción. Cuando todo esto esté logrado, se espera unos años, y estarán dadas las condiciones para abandonarla y comenzar nuevamente nuestra noble tarea de creación, en otra parte de nuestro mundo.

ruben-bagues-549787-unsplash

NO NAME Arquitectura

EDIFICIO CIUDAD – CIUDAD AUTOSUFICIENTE

EDIFICIO CIUDAD – CIUDAD AUTOSUFICIENTE

Existe un contraste en el diseño racional de la arquitectura urbana, entre la situación local y las construcciones en el lugar, es decir, entre edificios públicos y privados. Esto se contrapone y se confunde en la ciudad, donde se busca generar un ambiente unificado.

La ciudad se conforma por su arquitectura la cual analizamos desde su entorno y aquellas obras que intervienen en la modificación de la naturaleza.
La naturaleza por su parte rechaza la concepción funcionalista, no acepta que la función siga la forma, el cual es solo un criterio de utilización de la zona.

De esta manera la ciudad permanece a través de sus transformaciones y cada hecho urbano tendrá un valor, y serán los que perduren en el tiempo los que queden identificados como “Monumentos”, el resto de la superficie urbana en su mayor parte la constituye residencia.

andrea-anastasakis-380837-unsplash2

FOTOGRAFÍA DE ANDREA ANASTASAKIS

La residencia al ser la mayor parte de la superficie debería pasar a ser el eje estructurador de la ciudad, uniendo la vivienda y lo público. Actualmente pasamos 2/3 de nuestra vida trabajando o en la vivienda, por lo que deberíamos integrar funciones para adaptarnos a las nuevas formas de vivir y trabajar, donde lo público ya no sea el espacio que queda al transitar la ciudad, sino un espacio que bien podría integrarse a la propia vivienda y al trabajo.

Es por la falta de tiempo que necesitamos integrar de manera distinta nuestro ocio y por consiguiente nuestro espacio público en espacios de residencia, convirtiéndolos así en espacios en los que convivan tareas no de manera multifuncional, sino simultánea.

Es importante entonces la justificación de un edificio más allá de su utilidad, puede incluso, que esta justificación no sea reconocible, el edificio en sí adquiere un carácter propio debido a que la obra es pensada en sí misma, fuera del mundo que la rodea.

metalocus_guggenheim_2009_022

FOTOGRAFÍA DE INÉS LALUETA

Por ello, cuando la sociedad no lo acepta como propia o cuando el edificio no consigue integrarse a la ciudad es que ante este tipo de obras aparece el silencio, como sinónimo de vacío.
¿Qué pasara con este tipo de obras en el futuro? ¿será posible reciclar obras de tales características? ¿vale la pena invertir en este tipo de obras?

Podrías pensar que sí, que tal vez se acreciente esta búsqueda de identidad, y con ella la aparición de más de estos edificios, que no hacen más que llenarnos de interrogantes. Edificios pensados en sí mismo, autosuficientes, donde la vida transcurra también hacia el interior. Edificios en la ciudad, pensados como una ciudad.

NO NAME Arquitectura

INDIVIDUALISMO COMO COMPONENTE DE LA CIUDAD

INDIVIDUALISMO COMO COMPONENTE DE LA CIUDAD

En la ciudad moderna, y en su evolución, el primer problema que se presenta es la fragmentación y la propiedad privada del suelo, como segundo problema el crecimiento acelerado de la población que no se toma en cuenta para los cambios de dimensión. Debemos entender que la ciudad tiene un antes y un después, que debe existir una continuidad espacial de la ciudad.

Conformándola encontramos el barrio, entendido como unidad morfológica, estructural y de contenido social, que cuenta con su propio paisaje urbano, definido por la residencia que aparece como último elemento.

Viollet le Duc decía que lo que mejor caracteriza las costumbres de la sociedad es una casa, ya que esta define los usos, gustos, estructura y como pasamos el tiempo.
Como antítesis podemos ver a los romanos, cuya arquitectura contiene formas y situaciones anómalas con respecto a la ciudad. El foro romano resume a Roma, es el “Monumento” el que logra dar una visión del mundo, y debe analizarse como una realidad propia.

louie-martinez-482218-unsplash2

FOTOGRAFÍA DE LOUIE MARTINEZ

Los “Monumentos” son elementos primarios que crecen puntualmente y constituyen operaciones irrepetibles y singulares. Hitos privilegiados que definen la imagen y el carácter de la ciudad.

De esta misma forma Aldo Rossi re-sitúa el “Monumento” como el lugar central y lo convierte en el instrumento básico de intervención de la ciudad histórica.
Rossi habla de “las ciudades como organismos vivos que pueden ser controlados pero deben permanecer invariables, e incluso densificarse pero sin cambiar”.

Las ciudades que no han cambiado, y se han adaptado a los cambios imprevisibles de la densidad y los nuevos modos de vida, han concurrido todas en los mayores problemas de la ciudad moderna.

Rossi, siguiendo el planteamiento occidental de generación de las ciudades, reduce la ciudad a edificios y entre ellos espacio urbano, un hueco sin relevancia. Mientras en el concepto oriental se tiene a la calle como el espacio vivido, y se piensa a la ciudad como una construcción desde el vacío. De este modo para diseñar utiliza el proceso de descomposición y recomposición.

a868624197a715ece2fa41686b8e22ed2

NA HOUSE – SOU FUJIMOTO

Los edificios se componen de piezas, que deben combinarse para que no interfieran entre si, esto sumado a las investigaciones de Linch produjeron la denominada Ciudad Análoga, que refiere a la tendencia a recordar no las totalidades de las ciudades sino los fragmentos o “Monumentos” que dan lugar a la imagen personal y subjetiva de cada ciudad.

¿Qué sucede cuando se plantea una casa como un “Monumento” en la ciudad que defina los nuevos usos de un momento concreto de la sociedad?

Un edificio que por su singularidad transforme la memoria colectiva y suponga un resumen de la imagen de la ciudad en cada época, marque un tiempo histórico y simbolice creencias e ideales. Un “edificio Monumento” que suponga un punto fijo de la dinámica urbana.
De la misma forma que supuso la torre Eiffel o el Arco de la Défense para París, edificios que cambiaron la dinámica de su ciudad.

NO NAME Arquitectura

CIUDAD EN CRISIS

CIUDAD EN CRISIS

En épocas de crisis, la ciudad trata de renovar sus relaciones con el paisaje incorporando la presencia de naturaleza mediante paseos y bulevares, como en el caso de “Placa de la Concorde” en Paris o “Plaça do comerço” en Lisboa. Esta es la razón de fondo por la que el movimiento moderno pone en cuestión la idea de calle-corredor y niega la condición de calle apantallada y continua como escenario obligatorio, modelado por la residencia.

En el centro de las últimas investigaciones sobre el tema está la voluntad de recuperar un nuevo equilibrio entre ciudad y naturaleza, entre edificación y espacio libre. De este modo vuelve la voluntad de abrir el cerco de manzana cerrada e incorporar nuevos valores y maneras de organización y así desarrollar nuevas formas arquitectónicas, más complejas, que generen un contacto más inmediato con el paisaje natural.

bunte-wohn-g-1

PLAN CAEN – MVRDV

Las implantaciones residenciales modernas, ya no surgen del troquelado de una masa edificatoria sino de la articulación de diversas piezas que se coordinan para formar una unidad. Una unidad residencial compleja, que no tiene por qué oponerse al bloque, sino que puede muy bien integrarlo. La ordenación abierta a base de bloques ha fracasado cuando se ha hecho de un modo aleatorio, y se ha desatendido la delimitación entre el espacio publico y el privado, a través de la huella parcelaria.

Si bien es cierto que el sistema viario ha sido y sigue siendo la base fundamental de la estructura urbana, esto no implica que la edificación deba someterse a él. Un concepto más amplio y abstracto de la organización edilicia habría de corregir todas estas carencias. Son multiples las propuestas de la cultura moderna, como la mezcla de tipos residenciales dentro de una misma unidad residencial o supermanzana que desarrollan le Corbusier o Ludwig Hilberseimer.

Ya es evidente que la ciudad diseñada en torno a las necesidades del automóvil provoca claros prejuicios en la calidad de vida de los ciudadanos, no solo nos hace perder tiempo en atascos, sino que nos expone a contaminación ambiental y acústica.

tom-barrett-518964-unsplash2

FOTOGRAFIA DE TOM BARRETT

Es realmente estúpido cambiar nuestro modelo urbano de proximidad, donde en una escala peatonal razonable podemos realizar la mayor parte de las actividades diarias. Si además vivimos en la periferia en urbanizaciones Monofuncionales, unifamiliares o plurifamiliares, la dependencia del automóvil empieza a ser psicótica.

Sin embargo, a la gente también le gusta la cultura de la pequeña parcela, con casa unifamiliar.

“Aunque me cueste un riñón la hipoteca del adosado y me gaste una fortuna en gasolina, además de perder 2 horas de ida y 2 horas de vuelta, todo vale la pena por ese asado que hago los fines de semana en mis 40m2 de jardín”

La ciudad vertical trata de combinar lo mejor de la ciudad difusa con la compacidad edificatoria, complejidad de usos y funciones y proximidad de servicios básicos.
Recuperar la sencillez en las acciones habituales que realizamos cada día y además añadirle una disciplina ambiental.

NO NAME Arquitectura

LA MANZANA CONTEMPORÁNEA 

LA MANZANA CONTEMPORÁNEA 

La manzana es un principio general de urbanización que posee un valor universal y permanente, se presenta como un elemento estructurador de la forma urbana.

La manzana entendida no como una forma cerrada, sino como una unidad compleja, resultado de la articulación de diversas piezas, debe servir en la ciudad contemporánea para recuperar el equilibrio entre edificación y espacio libre.

Se considero ya errónea y reductiva la posición de quienes tratan de restringir el alcance de la manzana a un episodio histórico concreto como el de la ciudad industrial compacta que surge a mitad del ochocientos, como si ese modelo de ciudad fuera el único posible capaz de utilizar la manzana como recurso de proyecto.

descarga

En los últimos años ha surgido una nueva generación de extensiones residenciales planificadas, basada en los modelos de ensanche tradicionales, ejemplos de la influencia que atribuye los males de la ciudad contemporánea a las propuestas de la arquitectura moderna, defendiendo el retorno a los sistemas de composición propios de la ciudad ochocentista.

Pero no confundamos las propuestas de la cultura moderna para la ciudad y la residencia con las aberraciones y grotescas caricaturas que de estas se han hecho. Descartando así toda compleja experiencia de la modernidad, viéndola como un error total y consiguiendo cerrar el debate sobre la ciudad contemporánea, un debate que la realidad se ocupa reiteradamente de colocar en nuestro horizonte problemático.

Los nuevos ensanches, implican una crítica a la fragmentación y el desorden de nuestra ocupación del espacio suburbano, con la mirada puesta en los valores de la ciudad ochocentista (trama viaria reticular, manzana cerrada y formación de una pantalla edificatoria continua), una mirada que ha venido caracterizando nuestras ciudades, primero las de mayor tamaño y luego las de tamaño medio.

b88a10adcd9c46942cd9a2f219d9113a2

El problema es que en nuestra realidad metropolitana la forma urbana acotada, definida y conclusa ha desaparecido, y no es posible extender indefinidamente nuestro continuo urbano sobre el territorio a base de trazados geométricos y edificación compacta. Actualmente el territorio ya no es un espacio sin huellas y sin identidad, y nuestras ciudades ya no crecen sobre un espacio neutro o uniforme.

Los ensanches residenciales no pueden considerarse como los únicos valores positivos de la ciudad, opuestos a la condición negativa de la periferia. Estamos asistiendo a la emergencia de la periferia como lugar abierto, distendido y bien comunicado con los equipamientos e infraestructuras.

Campo y ciudad desdibujan sus límites. La ciudad difusa estaba ya contemplada y teorizada, por dos grandes modelos, “les trois etablissements humains” de Le Corbusier (1945) y “the new regional pattern” de Ludwig Hilberseimer (1948) y ambos llegan a parecidas conclusiones y los que deben dar forma al campo y ciudad son ellos mismos.

NO NAME Arquitectura

 

TEORÍA Y PRÁCTICA

TEORÍA Y PRÁCTICA

Históricamente la arquitectura es una disciplina que ha pivotado entre la teoría y la práctica, entre el arte y la técnica, sin llegar a una conclusión. No es una polémica reciente. En el más antiguo de los tratados de arquitectura que se conserva al día de hoy, Los diez libros de Arquitectura de Vitruvio (Roma, siglo I), se inicia afirmando que la arquitectura tiene dos facetas: la práctica y la teórica: “La práctica es una continua y expedita frecuentación del uso, ejecutada con las manos, sobre la materia correspondiente a lo que se deja formar. La teórica es la que sabe explicar y demostrar con la sutileza y leyes de la proporción, las obras ejecutadas” (Vitruvio, Libro I).

Según el mismo autor, es competencia de los arquitectos conocer ambas facetas de la disciplina, pero cuando define qué conocimientos debe realmente saber un arquitecto, deja el aprendizaje de las técnicas constructivas a la experiencia en obra y menciona una extensa lista de conocimientos académicos.

asdrubal-luna-485637-unsplash2

FOTOGRAFIA DE ASDRUBAL LUNA

Este modo de entender la formación de los arquitectos se mantuvo por siglos en Occidente hasta la consolidación de la sociedad industrial, cuando la enseñanza de la arquitectura se incorpora a las instituciones de educación superior, los recién creados politécnicos, desligándose de las demás “artes mayores” en la segunda mitad del siglo XIX.

La razón de esta separación era que la formación académica de los arquitectos (orientada al estudio de la historia, el dibujo y los aspectos estilísticos de las edificaciones) no se correspondía con los requerimientos espaciales, técnicos y económicos de la sociedad industrial. En la formación académica faltaban una serie de conocimientos imprescindibles para una concepción positiva del proceso arquitectónico: aritmética, hidráulica, cálculo, resistencia de materiales y construcción. Los partidarios de este cambio afirmaban que a las academias se iba a adquirir el título de arquitecto, pero no la “Ciencia de la Arquitectura”.

sebastian-yepes-431125-unsplash2

FOTOGRAFIA DE SEBASTIAN YEPES

Con la incorporación de la arquitectura a las universidades politécnicas, los programas de estudio se centraron en los aspectos científicos y prácticos, relegando así el aprendizaje del arte, la historia y el diseño y como resultado de este proceso, la arquitectura y su enseñanza queda inmersa en la racionalidad, el funcionalismo, la estandarización, austeridad y primacía del orden constructivo, como exigencia de la industria y una economía capitalista.

La masificación experimentada en las universidades tras la segunda guerra mundial acentuó el protagonismo de las materias técnicas en la enseñanza de la arquitectura, principalmente por las dificultades que implicaba la instrucción teórica y artística en aulas saturadas de alumnos.
Consecuencia de esta nueva forma de enseñanza y del contexto social es que se produce una separación entre arquitectos críticos y prácticos, por este motivo se puede ver que las obras de la década del 50 hacen del programa funcional el punto de apoyo del edificio.

luca-bravo-523184-unsplash2

FOTOGRAFIA DE LUCIA BRAVO

No será hasta la década del 60 y 70 cuando la arquitectura fue cómplice de las fuerzas mitificadoras de la sociedad, que el crítico se alce contra lo que la arquitectura atenta y se propongan utopías y modelos de vida ideales.

Preocupados por los malos resultados urbanos y arquitectónicos obtenidos con este sistema de enseñanza se ha replanteado el rol que deben tener los aspectos teóricos y artísticos en la formación. Los aspectos funcionales, ya no serán los determinantes de las formas de los edificios, serán otros rasgos como los experimentados en el Minimalismo en el caso de las artes plásticas, las nuevas tecnologías o la utilización de los materiales los que darán como consecuencia visible la aparición de una serie de corrientes arquitectónicas que intentan recuperar y revalorizar los principios teóricos y estéticos de la disciplina.

brian-sugden-200843-unsplash2

FOTOGRAFIA DE BRIAN SUDGEN

Pero la sociedad no está demandando arquitectos teóricos o refinados estetas, sino técnicos con los conocimientos necesarios para responder adecuadamente a una práctica profesional cada vez más especializada.
La practica liberal de la profesión se ha deteriorado sensiblemente, ya que no se han generado especializaciones que respondan a los cambios tecnológicos derivados del funcionamiento más complejo de algunos edificios.

Estos problemas impiden que la producción de los arquitectos esté en armonía con la época, aún influenciados por la tradición académica, que reduce, innecesariamente, su campo de trabajo al separarlo de los aspectos constructivos y tecnológicos más modernos de su actividad profesional.

Tengamos en cuenta que la tecnología y la sociedad avanzan mas rápido de lo que nosotros podemos aprender sin especializarnos, por lo que las instituciones y los propios profesionales deben evaluar de manera objetiva su actividad y las formas en las cuales nos formamos y ejercemos, para poder actualizarlas y mejorarlas, sin estancarnos en las maneras de hacer del pasado.

NO NAME Arquitectura

ARQUITECTURA SIN NOMBRE #20

“Para ser arquitecto hace falta tener un sueño, ideales y energía física para mantenerlo, y espero que los jóvenes tengan esos sueños y esa energía que los ayude a mantenerlos”

PLANIFICACIÓN EFÍMERA

PLANIFICACIÓN EFÍMERA

¿Qué pasa con la ciudad planificada que se va des-planificando a medida que crece?

¿Qué sucede cuando una ciudad crece y avanza en el territorio? ¿Cuándo supera sus límites? ¿Quién o cómo se determina ese crecimiento? ¿Hacia dónde avanzamos? ¿Hacia dónde crecemos? ¿Y hacia dónde no?

La Plata fue diseñada y planificada hace más de un siglo para ser la capital de la provincia de Buenos Aires. Más conocida como la “ciudad de las diagonales”, y según rumores se cree que su inspiración nace en la “France- Ville” que describe el conocido escritor Julio Verne en su libro “Los quinientos millones de la Begun”.

planificacion efimera 3

Teóricamente fueron construidas a través de las ideas del higienismo que comenzaba a tomar importancia en esa época. Esto implica un mejoramiento en las condiciones de salubridad para evitar el hacinamiento y la propagación de enfermedades y epidemias que venían castigando los grandes aglomerados urbanos europeos como lo fueron el cólera y la fiebre amarilla.

Con este bagaje ideológico se dispusieron a crear esta “ciudad soñada”. El trazado de la cuidad es una cuadricula que ocupa 25 km cuadrados. Tampoco se salvaron los arboles de la planificación. Se plantaron estratégicamente diferentes tipos de arboles para diferenciar las calles, avenidas y diagonales.

planificacion efimera 1
Fotografía de Fernando Fariña

Una ciudad diseñada geométricamente para responder a cuestiones higiénicas, de circulación, de apropiación, de orden. Pero que nunca se pensó más allá del cuadrado de 30 manzanas iniciales del 1886. Se diseñaron veredas, avenidas, árboles, pero nunca se pensó más allá del cuadrado de origen. Indiscutidamente uno puede observar la mancha aérea del avance del crecimiento de la ciudad y definir el límite que presenta la circunvalación, y como las viviendas ajenas a ella se van dispersando en el territorio. Fuera de los 25 km2 no se consiguen distinguir diagonales. Ni avenidas arboladas. Ni el tan premiado criterio de diseñar una plaza verde cada 6 manzanas.

planificacion efimera 2
Fotografía de Fernando Fariña

La falta de planificación urbana en nuestra ciudad, la ubica en peligro inminente de deterioro y destrucción de la calidad de vida en general, de su patrimonio cultural, edilicio y urbanístico en particular. La excepcionalidad en las modificaciones urbanas en general, son meramente improvisaciones camufladas de legitimidad, que no forman parte de una verdadera planificación urbana.

El diseño de la estación de trenes, o de colectivos, dentro de uno de los centros más transitados de la ciudad. La no posibilidad de atravesar con facilidad los centros urbanos. La falta de diseño en plazas. El ancho de las calles que quedó relegado a un siglo pasado. Una suma de problemáticas que por falta de diseño a gran escala o de intervenciones públicas van degenerando la calidad de la “ciudad soñada”.

La ironía de la ciudad planificada. Morir por falta de planificación.

NO NAME Arquitectura

REFLEXIONES EN ALTURA

REFLEXIONES EN ALTURA

Ciudad sin planificación, edificios carentes de criterio y sensibilidad arquitectónica, áreas donde  pareciera no importar escalas ni profundidades, donde un edificio enorme puede convivir al lado de una vivienda individual, filas de mampuestos que solo vemos como se van deteriorando con el paso del tiempo, donde muy rara vez solemos encontrar una delicada pero mínima ventana clandestina que nos permite “iluminar” y ventilar un ambiente.

Así se presenta Buenos Aires bien conocida como “La Ciudad de la Medianera”.

REFLEXIONES EN ALTURA 1

Muchas son las soluciones que se han propuesto para una ciudad, donde la falta de ética y cohesión reflejan una condición de inconstancia, este es el resultado de que nuestra ciudad se fue construyendo al revés.

¿De dónde nace la intención de optar por la respuesta menos complicada sin tener en cuenta otras soluciones?

La medianera es un punto de contacto y al mismo tiempo debe ser un estimulador de diversidad arquitectónica. Los edificios que están destinados a crecer en altura deben ser capaces de poder evolucionar con el tiempo sin necesidad de comprometer la calidad urbana del vecino.

Lejos de afectar la calidad paisajística de la ciudad, estos mampuestos generan deficiencias en el medio ambiente. La ganancia de luz natural y aire puro es una mentira; son cuestiones que quedarán sin resolver, pero que nos sirven a futuro para darnos cuenta de que las soluciones para este tiempo abarcan una profundidad mayor.

La búsqueda de reinterpretar la medianera y dotarla de una flexibilidad con respecto a su vecina, ¿ Por qué no proponerlas como un nexo? ¿Por qué no podemos tomarlas como elemento proyectual en lugar de solo querer recubrirlas con programas que niegan todo tipo de posibilidades? ¿Por qué siempre la respuesta la encontramos en un edificio en la esquina que tapa la última medianera de la manzana?

Se han generado edificios en altura con una cara totalmente inútil, desperdiciada, donde podemos apreciar grietas en los revoques, humedad, equipos de aire acompañando en las fachadas, pintura anti humedad de diferentes colores, etc.

Si bien encontramos algo de caos, también podemos ver creatividad para resolver algunas de ellas, en algunos casos de forma anecdótica. Podemos ver desde grafitis, murales artísticos, encontramos una infinidad de carteles de publicidad y muchas veces se las utiliza para expresar la condición en que nos encontramos.

REFLEXIONES EN ALTURA 2

Pero ¿Qué pasa cuando esto se empieza a descontrolar y estos gigantes muros tapan los hitos urbanos de la ciudad?

Es cierto que cuando la medianera aparece, se le busca como respuesta una placa para tapar esa cara ciega, generándole una nueva fachada. En otros casos le han sacado provecho edificios vecinos, donde esas caras opacas reflejan sol y además cortan un poco con esa imagen formal de la ciudad, pero esto no debe tomarse a la ligera.

REFLEXIONES EN ALTURA 3

 Casa doble – MVRDV

Tenemos la necesidad de entender nuestra ciudad y también de creer en el otro. Debemos resolver estos problemas de forma intelectual, haciendo de esto una reflexión y un reflejo de lo que queremos para la ciudad. Debemos dejar de pensar en el muro ciego, tenemos elementos que nos pueden ayudar a diseñar una ciudad más agradable. Tenemos la posibilidad de crear verdaderos vacíos programáticos en altura que den lugar al paso del sol y de la luz, espacios donde podamos interactuar unos con otros, ganar visuales, generar una mejor interacción  y así poner fin a otros problemas.

Más allá de crear un nuevo diálogo en las futuras intervenciones arquitectónicas, seguiremos habitando entre medianeras; esta ciudad que nos recordará con el paso del tiempo su falta de planificación, pero que nos ayudará a amortiguarla. Solo cuando el código deje de proyectar por nosotros, veremos ese cambio que tanto ansiamos.

NO NAME Arquitectura

ARQUITECTURA SIN NOMBRE #7

“La arquitectura es el Acto Social por excelencia, Arte utilitario, como proyección de la vida misma, ligada a problemas económicos y sociales y no únicamente a normas estéticas.
Para ella, la forma no es lo mas importante, su principal misión: Resolver hechos humanos”

ARQUITECTURA HUÉRFANA

ARQUITECTURA HUÉRFANA

¡Compre la casa de sus sueños! ¡En sólo unos pasos usted podrá configurarla a la medida de sus necesidades! ¡Se la llevamos a cualquier parte del país! ¡Diseños exclusivos! ¡Tenemos su hogar ideal! ¡Casas Premium! ¡Increíbles descuentos esta semana! ¡Elija la línea y el modelo que más se ajuste a sus requerimientos! ¡Promo 2×1! ¡Arquitectura minimalista con envío gratis a todo el país!

Abundan los slogans de vendedores de casas modulares prefabricadas. Todo está previsto. El sistema constructivo es óptimo en tiempos y en costos. La producción en serie permite tener el proceso constructivo de cada vivienda muy estudiado y nada se puede escapar de su control, y esto es realmente bueno. Las viviendas se pueden configurar para 1, 2, 3 dormitorios, 1, 2, 3 baños, 1, 2, 3 cocinas, 1, 2, 3 comedores, 1, 2, 3 etcéteras.

Los beneficios de este sistema son muchos y parece ser la mejor alternativa para conseguir una vivienda propia, considerando la situación económica actual. El catálogo disponible incluye una cantidad considerable de variantes, cada una con sus distintas configuraciones. Incluso, dentro del catálogo, está su hogar ideal.

Arquitectura-Huérfana 1
FOTOGRAFIA DE JUAN VERDAGUER AGUERREBEHERE

El lugar de implantación, como condicionante o como informante, se ve marginado. Se puede ubicar en cualquier punto del país. Llega el camión a destino, se descargan las distintas partes de la casa, se acomodan, las encastran, colocan las terminaciones, y con algunos detalles más la vivienda está lista para ser habitada. No hay acepciones ni referentes en cuanto a la orientación, la luz, los vientos, la escala, la ocupación del suelo, el aprovechamiento y la apropiación del terreno. Se debe olvidar la cultura, las costumbres, todo.

Claramente el problema no está en el sistema constructivo ni en la producción en serie. Nuevamente, esto es realmente bueno. No hay desacierto en la búsqueda de un control riguroso de los procesos, pero el error se evidencia cuando la producción arquitectónica se ve tergiversada por conceptos de la industrialización aplicados de forma inadecuada. La concepción de una máquina de habitar implica la producción en serie de la misma, dejando de lado los problemas y/o situaciones específicas y sugiriendo la imposición de un modelo, en términos de diseño.

Arquitectura-Huérfana 3
FOTOGRAFIA DE JUAN VERDAGUER AGUERREBEHERE

Como resultado surge una arquitectura huérfana, que en algún momento fue adoptada por la industrialización para mejorar sus procesos, pero luego sufrió el abandono, debido a la incapacidad de ésta para abordar dichos problemas. A pesar de esto, no podemos reclamar de ella la necesidad artesanal de la arquitectura, ya que no está en su naturaleza.

Ahora, ¿qué significa la imposición de un modelo? Significa que prevalece una respuesta frente a una pregunta no formulada. Se traduce en la victoria del individualismo. Se presenta como un reflejo del autismo social que hay en la actualidad. Exactamente eso. Pretende la concepción de un modelo de vivienda autista, cerrada a estímulos externos. La misma funcionando en cualquier contexto, ya que en su propósito no está involucrado el mismo, sino, únicamente, los propios intereses.

Arquitectura-Huérfana 2
FOTOGRAFIA DE JUAN VERDAGUER AGUERREBEHERE

¿En qué puerto desemboca todo esto? En una arbitrariedad idealizada, donde las cosas suceden porque sí, donde el concepto de habitar se transforma en el de consumir y donde la arquitectura se reduce a la suma de sistemas constructivos e intereses económicos.

NO NAME Arquitectura

ARQUITECTURA SIN DUEÑO

ARQUITECTURA SIN DUEÑO

Es preciso detenernos a evaluar cuál es nuestra  posición actual respecto a la arquitectura. Si bien existen diversas realidades sociales, culturales y económicas que imperan sobre las ciudades del mundo, prevalece sobre ellas un aspecto que caracteriza al gran porcentaje del tejido urbano formal. Este aspecto es el de constituir arquitectura de la apariencia y no arquitectura espacial, es decir, su postura frente al espacio es representativa y no constitutiva. Esto implica que tiene mayor importancia cómo se muestra un espacio y no cómo se vive. Dicha posición es a la que determino como hipocresía arquitectónica.

ARQUITECTURA-SIN-DUEÑO 7

Cada período histórico tuvo su tipología predominante, cuya perduración en el avance del tiempo nos mostró cómo era la sociedad que la habitaba, o bien, qué aspectos eran más importantes por sobre otros. Si tendríamos que consensuar cuál es la arquitectura representativa de este período, probablemente no nos sería difícil pensar en la tipología del habitar de mayor alcance, la vivienda. Esta arquitectura cargada de hipocresía logra reproducirse a nivel global gracias a las posibilidades que presenta la comunicación proporcionada por el avance tecnológico. En ella se puede observar la carencia espacial generada por la motivación meramente comercial, que infunde un sentido tergiversado del habitar corrompiendo así su concepción esencial. Se establece como criterio de habitabilidad a la imagen que proporciona la obra, haciendo caso omiso a los aspectos que harán de la vivienda un hogar, es decir, es concebir la caja en la caja, en donde el fin es la caja interior pero la motivación es adjudicada a la caja exterior. Con estos elementos podemos denotar que existe una arquitectura replicada sistemáticamente no sólo en la apariencia sino en el concepto que se ejecuta como arbitrariedad espacial.

ARQUITECTURA-SIN-DUEÑO 6

Existe una enajenación en la condición primaria del habitar conducida por la metodología inmobiliaria, imponiendo un sentido inconsciente de egoísmo social, conformado por una sociedad que la sigue incrementando debido a su falta de discernimiento y desarrollada por una rueda que no solo los comprende como consumidores sino también como autores. Es necesario entonces, entender que  lo privado es aún más social que lo público, sino, ¿Cuál es el fin de la arquitectura meramente inmobiliaria lograda actualmente, en donde lo importante es pertenecer a una tipología que muestre a los demás su posición de consumo? ¿A quién responde la arquitectura cuando la misma se incorpora a través de catálogos? Caer en el delirio de creer que la arquitectura puede reproducirse  en serie y venderse como espacio privado, como máquina de habitar, es el error primario arrastrado desde la revolución industrial, que en conjunto, arquitectos y sociedad no supimos apartar hasta nuestros días, generando en esta simbiosis la misma a la cual hacemos parte y crítica.

ARQUITECTURA-SIN-DUEÑO 5

Si cualquier persona se asombra al presenciar edificaciones de civilizaciones anteriores, es pertinente preguntarnos el  por qué y reflexionar acerca del tipo de obra y sociedad que se está viendo. ¿Quién es dueño de las obras del pasado?  Si fuese nuestro caso el que sufrió el paso del tiempo, ¿Qué estaríamos observando? Seamos conscientes de que formamos un pasado presente.

 A todos nos pertenece la arquitectura, pero nadie puede decirse dueño de ella.

NO NAME Arquitectura

CIUDADES VIRTUALES

LOGICAS DE LA COMUNICACION – CIUDADES VIRTUALES

Claro está que la forma en la que vivimos hoy en día no es la de hace un tiempo. Y cuando digo de “hace un tiempo”, hablo de hace tan solo 10 años atrás.

Estamos viviendo en un mundo en el que las pantallas dominan la mayor parte del tiempo y del día.

Si prestamos atención, una persona, hoy, lo primero que hace cuando se levanta es apagar la alarma de su celular, luego checkear los mensajes, leer los diarios online. Entonces se levanta y prende el televisor, en donde mira nuevamente las noticias, el clima, el tráfico, entre otras cosas. Luego entramos en otra máquina, aún más aceptada con naturalidad hace años, que nos lleva hacia nuestros lugares de trabajo, que pueden ser ómnibus, autos o trenes, en donde estamos llenos de pantallas tanto adentro del recinto donde nos encontramos como afuera. No olvidemos que, si nos perdemos por esas casualidades, también tendremos el apoyo de un GPS en el celular que tiene la capacidad de indicarte hacia dónde vas, en cuanto tiempo y cual ruta te conviene tomar para llegar lo más rápido posible.

Logicas de la comunicación, ciudades virtuales2

La mayoría de los trabajos están comandados por computadoras que ayudan a que nuestra labor sea lo más “eficiente” y “perfecto” posible.

Seguramente me he quedado corto con la descripción mencionada, pero no viene al caso, ya que lo importante de todo esto viene a continuación:

¿Qué tipo de sociedad estamos construyendo? ¿Cuál es el mundo en el que estamos viviendo? ¿Es un mundo virtual?

Entiendo que existen diferentes medios de comunicación, tanto virtuales, como espaciales y estos tipos de comunicaciones van aumentando sus posibilidades exponencialmente; Como ejemplos de los medios de comunicación virtuales, podemos citar entre otros a WhatsApp, que revolucionó el campo de la comunicación, como Skype, Facebook o Instagram. Estos medios tienen la capacidad de ponerte en contacto con todo el mundo, en donde se expone permanentemente una parte (generalmente la que se quiere mostrar) de las vidas de los participantes, en donde “si no estás en estas redes sociales, entonces no existes”. Además, se puede interactuar con otros usuarios, haciendo video llamadas en donde puedes verte en tiempo real con alguien de cualquier parte del mundo sin tener que moverte del lugar en donde estás.

Existe otra herramienta llamada google maps, en donde se archivan todas las partes (las que no están en conflictos) y uno puede consultar en ese mapa la ubicación de cualquier parte, hasta ver una aproximación de cómo es la calle gracias al street view, cual es el flujo de tránsito en tiempo real, entre otras características. Esto permite que se pueda recorrer el mundo sin tener que moverme, con tan solo mirar una pantalla.

Logicas de la comunicación, ciudades virtuales3

Es una consecuencia de la realidad virtual el reciente invento de Elon Musk junto al estudio BIG, el hyperloop. Es una capsula que, está en contacto con las funciones de nuestros teléfonos celulares, podemos acceder a la misma que se va a mover desde nuestros puntos de referencia que elijamos y nos va a llevar hacia otros lugares que necesitemos con suma urgencia, este medio es compatible con todas las vías de circulación que tenemos hoy en día (rutas, autopistas, calles).A diferencia del transporte habitual, esta manejado por una computadora y pretende ser bastante personalizado e individualista, lo que fomenta a esa interrelación de las personas mediante medios de comunicación virtuales.

Entonces, ¿Que tipos de ciudades tendremos que diseñar? ¿Cuál debe ser la tarea del arquitecto en esta sociedad en donde las pantallas nos “invaden” y no nos dejan ver mas allá de lo que tengamos en nuestras manos? ¿Tendremos que revivir la interrelación entre nosotros mismos como sociedad, cara a cara y no a través de una pantalla?

Debemos reflexionar y no sacar conclusiones apresuradamente. Estamos en una etapa en donde los cambios se dan exponencialmente, a cada día que pasa, todo está más al alcance de nuestras manos y tenemos la posibilidad de decidir qué tipo de arquitectura queremos de acá en adelante.

El rol del arquitecto pasa por construir el espacio en donde vivimos, y cada intervención arquitectónica está hecha y pensada en base a la sociedad y la cultura en la que vivimos, ¿Y si la sociedad no sabe que hacia dónde va es equivocado? la responsabilidad de los arquitectos como profesionales ¿Tendría que corregir de alguna manera el rumbo?

Logicas de la comunicación, ciudades virtuales1

NO NAME Arquitectura

GENOCIDIO CULTURAL

Genocidio Cultural

¿Qué sucede cuando se quiere imponer una cultura? ¿Cuando se implantan(modifican) tradiciones? ¿Cuando se quiere forzar la imposición de una lengua que no es la propia? ¿Qué se pierde? ¿Qué se gana? ¿Que hace creer que existe una “cultura superior” a las demás? ¿Qué sucede cuando lo vernáculo se ve extinto  por lo extranjero?

El colonialismo del siglo XVIII travestido de un fogoso nacionalismo llevó a la expansión de territorios y una forzosa imposición del control por parte de ciertas potencias europeas. A través del “artefacto” llamado “nación”, como lo denomina Anderson en su escrito “Comunidades Imaginadas”, nace un nuevo modelo hegemónico de control social. La Nación se presenta como una comunidad política imaginada. Se imagina como soberana porque su concepto apareció en una época en la que la ilustración y la Revolución Francesa destruyeron “La gracia de Dios” como fuente de legitimidad.

Anderson estudia como los orígenes de la conciencia nacional surgen del “print-capitalism”, siendo la imprenta y la publicación de libros una de las primeras empresas capitalistas. Las lenguas vernáculas desaparecen o convergen en las lenguas de imprenta, que se convertirán en las futuras lenguas nacionales.

Genocidio Cultural 1

Ahora bien, ¿Qué sucedió en (las colonias) África para que la masividad del capitalismo destruyera su esencia vernácula?
Las poblaciones nativas se ven conmovidas desde muchos ángulos por la penetración imperialista. Cualquiera fuera la forma de trato para los nativos, el denominador común fue su consideración como seres inferiores, hecho que condujo a la segregación racial. Ciertas unidades culturales y lingüísticas son quebradas al ser impuestos los modelos europeos.

En la actualidad África ha perdido muchas de sus formas tradicionales de vida. El imperialismo llevó a asumir que el desarrollo para los países colonizados debía suponer necesariamente una negación de su historia, el rechazo a sus tradiciones culturales y la adopción de las prácticas culturales occidentales. El impacto más dañino fue la profunda lesión de la psicología colectiva: al punto de que la mayoría de los africanos tomaron verdades los mitos y mentiras acerca de ellos mismos: su primitivismo, la carencia de historia propia, su lenguaje incivilizado, y todo ello como causa fundante del atraso.

La pérdida de identidad cultural se ve afectada por la permeabilidad a la adopción indiscriminada de todo lo extranjero. De que lo proveniente de las potencias económicas es “mejor”. Un ejemplo claro, entre otros como el de la adopción de un lenguaje extranjero, se ve en el cambio de los métodos constructivos. Debido a la creencia occidental capitalista que lo tecnologizado siempre es mejor, la arquitectura vernácula se desvanece en el olvido.

Genocidio Cultural 2

Por “copiar” otra cultura, se utilizan materiales que no sólo no pertenecen al lugar, y se deben de importar, sino que por utilizarse en un clima diverso son “plagios” contraproducentes. A lo largo de la historia africana uno de los materiales más utilizados fueron el adobe y la paja, debido a sus grandes cualidades hacia el clima del lugar. ¿Qué hace que por querer imitar se implemente la chapa, o la construcción con tecnologías importadas porque se crea que es “superior”? ¿A qué punto se llega cuando se niegan las tradiciones por copiar indiscriminadamente?

La mayor pérdida es su identidad cultural, el genius loci, o espíritu de un lugar. Cada país tiene su propio genius loci, su imagen única. Dicha imagen propia se compone de materiales locales se deriva de costumbres locales, técnicas que han sido traspasadas de generación en generación. Sin embargo, la arquitectura vernácula en la mayoría de los países africanos está desaparecida, siendo abandonada y reemplazada por materiales y técnicas occidentales.

La pureza de una cultura y un continente rico de historia y tradiciones se resquebraja y genera grietas en la sociedad.

La “áfrica” pura se ve destruida por el paso del capitalismo y los países imperialistas. Indefensa, sólo le resta esperar sentada la desaparición de su pueblo.

Genocidio Cultural 3

NO NAME Arquitectura

PELIGRO DE EXTINCION

PELIGRO DE EXTINCION

Muy lejos parecen haber quedado aquellas imágenes de los primeros años de la ciudad de La Plata, donde podía observarse un bosque constituido por grandes superficies verdes (mayor al doble de la superficie actual), con edificios e intervenciones puntuales, algunos de ellos hoy demolidos.
¿Somos conscientes del total de superficie de bosque que se ocupó?

Hace varias décadas que el bosque se encuentra menospreciado, se ha convertido en el patio trasero de la ciudad, el fondo, un lugar donde se ubica todo aquello que no se ha sabido donde implantar, lo que sobra, aquello por lo que no se han esforzado a encontrarle su lugar en la estricta cuadricula.
Así fue entonces como el sector del bosque se ha encargado de absorber la falta de planificación urbana en la ciudad, pagándolo con su limitado espacio público.

PELIGRO DE EXTINCION 1

En el bosque encontramos desde facultades, clubes, dependencias municipales, provinciales, hasta un hipódromo. Todo junto compone un collage de actividades que podrían considerarse incompatibles. Todas ellas sin distinción alguna, se encuentran hoy devorando por igual el mayor espacio verde de la ciudad, interpretándolo como si fuese una gran parcela vacante donde pueden operar libremente según lo demanden.

Toda intervención parece posible. Se talan árboles, se impermeabilizan grandes superficies para estacionamiento privado, se construyen diversos edificios irracionales, se enrejan sectores con la excusa de brindar seguridad, se densifican estadios.

Stitched Panorama

De esta manera es como edificios mal resueltos, carentes de todo tipo de sensibilidad, se amontonan sobre los bordes del bosque y en su interior, conformando auténticas murallas que impiden la posibilidad de adentrarnos rápidamente en las escasas áreas recreativas que aún sobreviven.

¿Cuánto queda realmente para uso público?
En la imagen satelital se puede observar la silueta de lo que por algún tiempo fue la superficie del bosque, hoy invadida exponencialmente por todo tipo de construcciones. También pueden apreciarse las escasas áreas públicas de la actualidad principalmente en torno al museo y teatro del lago (hoy en día abandonado).

PELIGRO DE EXTINCION 3

El boque no es, ni jamás debió ser interpretado como aquel espacio vacante donde se puede construir según el antojo de las diferentes gestiones esquivando los debates implicados en resoluciones urbanas de mayor complejidad. El bosque debe funcionar como un área urbana integradora entre los barrios y partidos que lo rodean, capaz de permitir la asociación entre los habitantes. Un lugar apto para las actividades recreativas al aire libre, un pulmón verde en una ciudad cada día más densificada y saturada de gris cemento.

NO NAME Arquitectura

LA SOSTENIBILIDAD NO ES UN SLOGAN

LA SOSTENIBILIDAD NO ES UN SLOGAN

Desmitifiquemos la sostenibilidad arquitectónica en las ciudades de Latinoamérica y sus contradicciones en la producción. Empezó a catalogarse como tal desde que se reconoció su valor comercial, volviéndose tendencia y motorizando diferentes emprendimientos inmobiliarios, aunque este recurso puso en evidencia la disociación de dicho concepto, por tanto, su ausencia en la producción tradicional.

¿Cuánto de arquitectura consciente o slogan publicitario hay en cada proyecto?

Para evaluar la idea que tiene cada profesional sobre el tema, debemos partir desde la formación académica. En la universidad podemos dar cuenta de que la sostenibilidad es enseñada y por tanto entendida como una “alternativa” a la producción arquitectónica, ausente en los planes de estudios salvo rara aparición como materia optativa o cursos externos.

Esto representa una separación conceptual entre el proyecto arquitectónico y el sostenible, evidenciando que la sostenibilidad en la arquitectura es optativa y de acceso exclusivo (altos costos, para certificar un edificio sostenible “normas LEED” ya que se debe estar acreditado y capacitado a través de cursos o masters pagos).

LA SOSTENIBILIDAD NO ES UN SLOGAN 3

El resultado: generaciones de profesionales ejercen su labor insostenible, por ignorancia o conveniencia, la que se manifiesta de manera perjudicial en el espacio urbano: costos ambientales, inequidad social e inaccesibilidad económica. Como reflejo de dicha producción, que los receptores confundan su significado, ya que para la ciudad representa una plusvalía en proyectos de los que solo sale beneficiado el mercado inmobiliario y para la sociedad es solo una tendencia, una moneda de cambio por estatus social.

Es necesario repensar los modos de abordar esta cualidad, no como oportunidad sino como necesidad, para el futuro de la habitabilidad urbana.

La arquitectura es “sostenible” cuando traduce el medio con el que se relaciona a través de una respuesta superadora a la situación existente, mejorando la calidad de vida de manera responsable a sus destinatarios, directos e indirectos: en beneficio de todos los ciudadanos.
No es solamente la añadidura de tecnologías eficientes, o “Las tres R”, ya que no se garantiza con cumplir con las normas LEED.

La sostenibilidad se alcanza por el entre todos los tejidos que conforman a una ciudad: cultural, social, económico, político, productivo, territorial, tecnológico, etc.

LA SOSTENIBILIDAD NO ES UN SLOGAN 1

Supongamos que un proyecto es sostenible desde lo productivo, económico, tecnológico y “político”, pero no lo es en lo social y lo territorial. La contradicción se manifiesta en el espacio cuando el impacto del proyecto beneficia a unos y perjudica a otros. Es el caso de barrios privados en Escobar, Pilar y otros municipios rivereños, responsables de grandes inundaciones a partir de la destrucción de humedales sobre la rivera del Lujan.

Las nuevas “Ciudades sustentables”, levantando su bandera por el cuidado del medio ambiente, comercializan emprendimientos con información distorsionada, negando el impacto que produce la antropización del rio y su entorno inmediato.

También puede verse a través diversos emprendimientos inmobiliarios en barrios deteriorados, motores de fuertes procesos de gentrificación, afectando al tejido cultural y social. Trueque de “compromiso ambiental y productivo” por negocio especulativo, en complicidad con las autoridades locales, para un sector de la sociedad que consume una construcción discursiva de la sostenibilidad.

Es necesario que la arquitectura sea sostenible, una cualidad inherente al proyecto.

Pienso que es un error su carácter optativo, ya que es un deber que tenemos como profesionales concientizarnos y hacernos responsables del medio donde vamos a intervenir. La sostenibilidad complejiza y enriquece al hábitat humano, por tanto, la arquitectura debe ser obligatoria con fuerza de ley, así como cada habitante de la ciudad debe ser ciudadano y tener derecho a una ciudad sostenible.

LA SOSTENIBILIDAD NO ES UN SLOGAN 2

 

NO NAME Arquitectura

                                                                                                           

EL VERDE NO ES UN COLOR

EL VERDE NO ES UN COLOR

¿Ciudades de sufrimiento o de oportunidades?
Esto es lo primero que me pregunto cuando analizo una ciudad.

Las ciudades y los centros urbanos de los países en desarrollo están creciendo a una escala sin precedentes.
Hace 10 años, un 40% de la población del mundo, 2000 millones de personas, vivía en zonas urbanas.

Esta cifra ha aumentado casi al doble de la velocidad que el total de crecimiento demográfico, es decir, a más de 2500 millones, lo que equivale a 5 nuevas ciudades del tamaño de Beijing cada 12 meses.
Para 2025, más de la mitad de la población será urbana.

Mientras que en Europa y América del Norte la urbanización tomo siglos, estimulada por su propia industrialización y el constante aumento de ingresos per cápita, en el mundo en desarrollo se producirá en el lapso de 2 o 3 generaciones.

Es en muchos países, no la oportunidad económica lo que impulsa este crecimiento, sino las altas tasas de natalidad y la llegada de personas del medio rural, que huyen del hambre, pobreza e inseguridad.

verde-no-es-un-color-1FOTOGRAFIA DE JUAN VERDAGUER AGUERREBEHERE

Es entonces el reto que se plantea desviar el rumbo de la urbanización hacia ciudades más verdes que ofrezcan oportunidades y esperanza.

Pero ¿son nuestras ciudades capaces de esta realidad?
Cuando uno camina por la ciudad no ve más que edificios, como muros que se ciernen sobre uno, y encierran tras ellos verdes centros de manzana, centros sin uso, sin vida, desperdiciados…

Para lograr estas ciudades “verdes” y esperanzadoras, lo primero sería dejar de ver la ciudad como esta serie de muros, que se suceden y dejan pequeños parques y plazas verdes, dejar de hablar y diseñar edificios “verdes”, que por lo único que pasan realmente, es por el color usado a la hora de dibujarlos.

Empezar a plantear una ciudad abierta, una ciudad capaz de crecer como crecen los árboles, sin limitaciones, heterogénea, donde el verde ya no sea solo el color usado para dibujarla, sino una realidad.

verde-no-es-un-color-3FOTOGRAFIA DE JUAN VERDAGUER AGUERREBEHERE

Y pregunto entonces, si no es necesario también cambiar la forma en que se rigen las normativas y reglamentos sobre los que se basan estas ciudades, replantearnos las limitaciones que nosotros mismos impusimos, y empezar a proponer ciudades más innovadoras, y no simplemente, maquinas gigantes, de las cuales formamos parte como si de piezas de un engranaje se tratase.

Para esto, es necesario repensar todos los convencionalismos, las medidas predeterminadas, todas esas ideas que en la época de posguerra fueron las más necesarias, para el momento que se vivía.
La llamada “máquina de habitar” no tienen por qué seguir siendo la mejor solución ahora.

Debemos pensar ciudades verdes, autosuficientes, abiertas, más desfragmentadas, que integren y den la posibilidad de incorporar nuevas tecnologías, nuevas propuestas, con capacidad de recuperación, sostenibilidad social, económica y ambiental, y dejar de usar el verde solo como un color.

verde-no-es-un-color-2FOTOGRAFIA DE JUAN VERDAGUER AGUERREBEHERE

NO NAME Arquitectura

FUTURO PRIMITIVO

FUTURO PRIMITIVO

¿Nunca te has detenido a pensar en un proyecto de forma que “pareciera no tener proyecto”? Aunque parezca absurdo, eventualmente es posible; e interesante observar que las respuestas que están más cerca de lo natural (en lugar de lo artificial), encajan casi de forma espontanea en la vida. Imaginemos que tenemos un problema complejo; buscaremos una solución sencilla (de hecho, lograr encontrar la sencillez es lo más difícil).

hornero

Acercarnos a lo natural es apropiarnos de lo cercano, de lo que nos es posible alcanzar. Ese ejercicio de observación, entendimiento y desarrollo es de por sí una síntesis. Trasladándonos a la arquitectura, el arquitecto es aquel que ve la respuesta antes de formular la pregunta; una respuesta clara y concisa a un problema complejo, ya que detrás de esa aparente sencillez se oculta todo un proceso de apropiación y comprensión, que genera un vasto conocimiento. Creamos en la potencia y naturalidad de la sencillez.

El gran dilema de los arquitectos cuando hablan de la sustentabilidad es no pensar un proyecto sin lo natural; en la actualidad un proyecto que no sea sustentable, no termina de encajar. Existe además en ello una belleza, la de la intervención justa. Imaginemos un lugar virginal y hermoso, en el que debemos intervenir. Nuestra estrategia de aproximación al proyecto puede verse en una divergencia; la de potenciar ese paisaje, o producir un contraste o ruptura con él. Probablemente la primera intención sea mucho más complicada de lograr, siendo la más humilde.

hornero-1

Arquitectos como Eladio Dieste o Sanaa (entre otros), son capaces de hacer arquitectura con “casi nada”. La sutileza de sus proyectos casi se aproxima a lo arcaico, a lo espontáneo, como si hubiesen brotado de forma ligera y natural de la tierra, y se hubiesen instalado en ella con una narrativa clara y firme.

En una entrevista, el arquitecto Rafael Iglesias explica que él busca “proyectar cosas”, las cuales, a diferencia de “los objetos”, no tienen proyecto detrás. Toma como ejemplo una piedra y una silla; la silla es un elemento proyectado para sentarse, sin embargo, una piedra, que no tiene intención detrás, si cuenta con la forma y dimensiones apropiadas, permitirá sentarse en ella y nos incitará a ello. “Las cosas” se perciben de forma natural e instintiva, y muestran en esa sencillez la belleza de la creación.

¿Cómo podemos aplicar esta idea instintiva, sutil y primitiva a la arquitectura? ¿Es posible proyectar arquitectura sin proyecto?

NO NAME Arquitectura  

PIEDRAS QUE TRANSFORMAN

PIEDRAS QUE TRANSFORMAN

La sociedad ha estado siempre acompañada de alguna forma de expresión artística. Desde que el hombre es hombre ha intentado expresar sus percepciones, sus sentimientos y su entorno, comunicándolo de diversas formas.

El mundo del siglo XXI se encuentra saturado de “artefactos”, objetos que aspiran al estatus de arte. Hasta mediados del siglo XX se consideraba arte aquellas obras con la capacidad de comunicar algo sin necesidad de explicarlo. A partir de este punto, la necesidad de crear algo nuevo marcó una tendencia a producir obras que no fueran capaces de expresar algo por sí mismas sin la necesidad de una retórica.

Paradójicamente, diversas corrientes, aquellos fuera de la academia, buscaron luchar contra esta tendencia creando más objetos, los cuales no pudiesen ser catalogados ni como técnica, ni como arte, sino como una revolución de lo existente.

Análogamente desde la arquitectura se busca cambiar lo preestablecido, generando nuevas posibilidades. Si observamos desde esta óptica, de la misma manera que estas corrientes buscaron cambiar la visión que se tenía sobre qué es arte, la arquitectura busca cambiar la idea de lo que es la ciudad; haciéndonos pensar si lo que tenemos actualmente y hacia dónde nos dirigimos, es la opción correcta.

descarga

Mientras caminaba por mi ciudad, La Plata, la cual fue completamente planificada desde su inicio, con una estructura perfectamente reticulada, de manzanas pensadas y ejecutadas casi sin variaciones, me preguntaba: ¿Por qué se resuelven todas iguales? ¿Por qué se tiende a pensar que la extrema regularidad, ese 120 x 120, las hace correctas?

No hay nada en la naturaleza que se organice de una manera tan definida, pero nosotros tratando de tener control hemos creado una ciudad rectilínea hecha para el automóvil, no para las personas.
¿Es la mejor solución aceptar las reglas preestablecidas como lo definitivamente correcto para resolver los edificios, el transporte y la comunicación? ¿Y para los que vamos a vivir la ciudad?

PIEDRAS QUE TRANSFORMAN 1

Si analizamos otras ciudades fuera de la lógica occidental, vemos ejemplos como Tokio, que generan la ciudad a partir de un sistema de células independientes entre sí, capaces de replantearse a sí mismas.
Un ejemplo de hiperdensidad, capaz de ajustarse a los requerimientos de ciudades contemporáneas, de una manera mas orgánica.

Otra cuestión dentro de lo preestablecido hace foco en cómo se organizan las manzanas. Imaginemos la ciudad desde el aire. Los edificios se vuelcan sobre las calles como si de altos muros en una cárcel se tratasen, mientras dejan tras ellos verdes centros de manzana, enormes espacios marginados, sin uso ni humanidad. ¿Serán estos edificios esos “árboles que no te dejan ver el bosque”?

Al igual que existen otras formas de organizar la ciudad, pensemos nuestras manzanas de manera abierta, rompamos los muros que nos limitan, redefinamos el espacio público, desplacemos los verdes centros de manzana al exterior y definamos una ciudad que esté pensada principalmente para las personas y no para los vehículos.

9FOTOGRAFIA DE JUAN VERDAGUER AGUERREBEHERE

Esto es la Arquitectura, la técnica, la ciencia, el arte de colocar piedras y definir espacios. Espacios que son capaces de transformar edificios, edificios capaces de transformar manzanas, manzanas capaces de transformar ciudades, y es que la Arquitectura no son más que piedras que transforman.

Así que ahora, ¿Cómo vamos a romper lo preestablecido y transformar la ciudad?

NO NAME Arquitectura

METRÓPOLIS O TECNÓPOLIS

¿Metrópolis o Tecnópolis? 

Vivimos en una época en la que las redes y las tecnologías son factores determinantes del desarrollo, como lo fue para la revolución industrial la producción seriada. Las empresas antes líderes en manufacturas y producción de objetos tangibles, viran hacia la producción de artefactos para lo intangible: el gran poder de la red social.

Hoy en día es imposible pensar en no tener un Smartphone cerca de nosotros, en no estar conectados con diferentes partes del mundo y no consultar cualquier cosa que precisemos en internet. Estas formas de comunicación son producidas por las empresas que son líderes en el mercado y, por tanto, también son las que mueven el mundo.

Uno de los temas centrales del urbanismo desde fines del siglo pasado pasa por el crecimiento de las ciudades y hacia donde esto va tendiendo. Koolhaas en su libro Delirio en Nueva York habla de las grandes metrópolis que contienen esos rascacielos enormes que albergan a 6000 almas, en donde deja asentado que un edificio puede ser una ciudad que está dentro de otra, la gran metrópolis. Dichos rascacielos pertenecían a las corporaciones, y tendían a devorar a las ciudades, desplazando a los más pobres a la periferia.

Esta reflexión de Koolhaas hace 30 años: ¿Cambió debido a las nuevas tecnologías? ¿Hacia qué modelo de ciudad estamos yendo? ¿Es posible que las nuevas formas de vivir y las nuevas corporaciones cambien el paradigma de las ciudades y metrópolis?

7

Estas cuestiones pretenden ser disparadoras para empezar a pensar en las nuevas metrópolis que se están generando en este mismo momento, como por ejemplo el caso de Sillicon Valey, una zona en donde las empresas que mueven el mundo han puesto sus ojos y están construyendo sus pequeños mundos. Éstas han cambiado la forma de trabajar de sus empleados: trabajan por plazos y no por horas, tienen todos los servicios y actividades dentro de la empresa para que cada uno pueda escoger a qué hora trabajar, comer, dormir, ejercitarse, jugar, etc…

Existe en ello una semejanza explícita con la ciudad industrial, cuando las compañías construían sus factorías en la periferia, al tiempo que las casas de los trabajadores, para asegurar su cercanía al entorno fabril, salvando las distancias en cuanto a evolución tecnológica, salubridad, independencia o calidad de vida. Si consideramos como el inicio de nuestra era la industrialización (y, por tanto, el capitalismo), ¿tendemos hacia una ciudad comandada totalmente por empresas?, ¿es posible que las empresas comiencen a fundar ciudades-estado independientes?

Así como Koolhaas habla de los grandes edificios de Manhattan nosotros hoy podríamos hablar de las nuevas ciudades comandadas por las corporaciones, que no necesitan de un estado, ya que cuentan con su propio manejo del capital económico y humano.
¿Cuál será rol del arquitecto al diseñar una ciudad para una empresa?

8

NO NAME Arquitectura

ENSAYO DE LA CIUDAD: ALTERACIONES PARADIGMÁTICAS

Ensayo de la ciudad: “Alteraciones paradigmáticas” 

Si tenemos que pensar en una ciudad, seguramente nos es fácil generar una imagen en nuestra mente, porque nuestro subconsciente cargado de preconceptos se guarece en lo conocido para concebir lo imaginario. Pero si a esta imagen, contundente en lo volátil, debemos darle una significación, su desarrollo se desvanece en la dificultad por lograrlo. Es por eso que, para precisar la ciudad en la que nos vemos comprendidos y a cuál dirige el rumbo mi visión de arquitectura, es menester conceptualizar a la ciudad como una serie de ondas en el tiempo, donde cada elemento arquitectónico es una curvatura en el espacio que oscila entre pasado, presente y futuro de la misma.

pawel-nolbert-284330
Los Angeles, United States. © Pawel Nolbert.

Supongamos una cuerda de tamaño finito donde sus extremos sean controlables. La palabra “ciudad” representará movimientos aleatorios. A los ejes X y Z los denominaremos “sociedad” y las fuerzas de tensión en el eje Y serán denominadas “estado”, mientras que la palabra “campo”, entendida como ausencia de ciudad, estará sujeta a un punto o puntos estáticos en el espacio.

CAMPO-MONOTONO
Ciudad conceptual – Oscilaciones. © Nicolas Giordano.

Para comenzar, designemos los extremos de la cuerda como “campo”. El resultado obtenido será una cuerda estática sin oscilaciones y de carácter homogéneo sin presencia de ciudad.
Ahora supongamos un “estado” constante, sin movimientos en el eje Y, con movimientos en la “sociedad” en los ejes X y Z, produciendo una rotación. Obtendremos distintas ciudades monótonas y sin frecuencia que se diferencian por su amplitud según la tensión del “estado”.
Si planteamos una ausencia de cambios en la “sociedad” y un “estado” que varía sus tensiones, producirá oscilaciones constantes con picos máximos y mínimos predecibles y repetitivos.

CAMPO-CIUDAD
Ciudad conceptual – Oscilaciones. © Nicolas Giordano.

En la mayoría de las ciudades contemporáneas vemos variaciones simultáneas de todos los factores mencionados anteriormente, cambios en el “estado” y en la “sociedad”. Como resultado obtendremos oscilaciones discontinuas que se contrarrestan entre un extremo y el otro, con puntos de tensión críticos capaces de producir roturas en la cuerda. En este caso, no existe homogeneidad, pero tampoco un control de los sucesos.

En última instancia, llamemos a un extremo “campo” y el restante quedará definido por las oscilaciones de la “ciudad”. El suceso arrojado será una oscilación de la cuerda con variaciones de intensidad en toda su longitud, incrementándose en su límite tendiendo a “ciudad” y disminuyendo en su límite tendiendo a “campo”. Las oscilaciones pueden ser observadas con mayor precisión y controladas con mayor facilidad en uno de sus extremos (campo).

CAMPO-CIUDAD2
Ciudad conceptual – Oscilaciones. © Nicolas Giordano.

Si nombramos “campo” a los extremos y otros puntos de la cuerda y asignamos entre cada par de estos puntos oscilaciones “ciudad”, siendo todos diferentes entre sí los eventos que afectan a cada “ciudad”, podremos determinar sus oscilaciones y sus límites de una manera controlada y no homogénea. A mayor intensidad de los eventos, menor distancia entre los puntos “campo” y viceversa.

CIUDAD-CIUDAD
Ciudad conceptual – Oscilaciones. © Juan Verdaguer Aguerrebehere.

El modelo planteado hace evidente nuestra actualidad. Esta se ve reflejada en el suceso “ciudad”- “ciudad”, aseverando que el posicionamiento a favor de la fragmentación de las ciudades no debe caer en la homogeneidad de la sistemática constante en la que pueda llegar a incurrir un plan para llevarla a cabo.
¿Por qué no pensar un plan que tome en cuenta todas estas oscilaciones sin oponerse a ellas tratando de eliminar los puntos fijos, sin intentar llevar la “ciudad” al “campo”, ni el “campo” a la “ciudad”, sino fusionarlos generando un todo?¿Por qué no romper los límites que establecen las ciudades y pensar una ciudad más porosa, más abierta, donde se deje de pensar en periferias?

NO NAME Arquitectura

PERCEPCIONES DE UNA CIUDAD ENREJADA

PERCEPCIONES DE UNA CIUDAD ENREJADA

Algunas ciudades del mundo se encuentran atravesando procesos de transformación en su vida urbana, en parte por la pérdida de espacios públicos tras operaciones desarrolladas por los estados municipales. La restricción de usos derivada de ello conduce a una pérdida de pertenencia y empoderamiento por parte de los ciudadanos.

Si tomamos como idea de partida que los espacios públicos son el espacio donde se establecen y desarrollan las relaciones sociales, dependiendo de cómo se configuren y vinculen con los demás elementos de la ciudad, la incorporación de elementos de cierre y control sobre ellos puede alterarlos significativamente y modificar los modos de comprender el paisaje urbano y sus relaciones.

El simple hecho de cerrar un espacio público mediante una reja puede ser utilizado como un signo por parte del estado, buscando transmitir un falso mensaje de seguridad y control. Este acto despoja a esos lugares de su condición primordial de libre uso y apropiación cotidiana, al intervenir directamente sobre su apertura y disponibilidad a la comunidad, sobre el fluir por las calles, y la indefinición de sus límites. Se convierten así en espacios anónimos, administrados por alguna entidad invisible que abre o cierra las puertas, imponiéndonos nociones de limitación espacial y dejándonos ver lo que pasa, al mismo tiempo que nos establece un estar adentro y un estar afuera claramente diferenciados.

Teatro Argentino, Ciudad de La Plata – Juan Pablo Millan

Desde el lado de afuera, la sucesión de los barrotes que componen la reja rápidamente se convierten en un muro que nos impide participar, al menos con una mirada, de lo que sucede en ese adentro confuso, dejando como única alternativa caminar; una tensión hacia delante sin la oportunidad de encontrar un lugar para hacer una pausa, sólo seguir en la misma dirección. Si nos detenemos, veremos al otro lado grandes superficies de espacio anónimo y desértico, que supuestamente pretende invitarnos a pasar por alguna recóndita puerta.

Al encontrar alguna de esas puertas si está abierta, podemos ingresar en ese gran escenario estático, contenido y controlado, limitado y estancado por una barrera que le impide fundirse con el resto de la ciudad; el lugar público pierde su personalidad, cayendo en un anonimato producto de su forzado nuevo carácter introvertido. Desde ahí dentro sólo nos queda contemplar el ir y venir de cientos de personas, en uno y otro sentido.

Teatro Argentino, Ciudad de La Plata – Juan Pablo Millan

Las ciudades, y los ciudadanos, deben recuperar sus espacios públicos aptos para la participación y recreación en su máxima expresión: libres, abiertos y accesibles a la totalidad de la comunidad; mixtos, híbridos, lugares de intercambio, que no estén gobernados por la desconfianza sino por la inclusión, retomando su valor central en la construcción del desarrollo urbano.

NO NAME Arquitectura

ARQUITECTURA Y CONTRASTE

ARQUITECTURA Y CONTRASTE

¿Qué es lo que nos lleva a pensar que podemos vivir mejor si estamos encerrados? ¿Qué clase de utopía irónica es aspirar a habitar una cárcel para ricos? ¿Dónde queda la riqueza de las interrelaciones sociales y culturales? ¿En qué momento se perdió el concepto del valor humano?

Una arquitectura prostituida, comercial, emerge dando derechos o permisos para crear comunidades encerradas en sí mismas, sin importar el entorno, ni tampoco teniendo preocupación alguna de los espacios residuales que dejan a su alrededor.

¿Qué nos lleva a tomar decisiones apresuradas y egoístas? ¿La inseguridad, los catálogos sociales, la moda? ¿Cómo volvemos el tiempo atrás cuando nos damos cuenta de que la vacuna contra los males de la sociedad resulta en un potenciador de los mismos?

Dentro del muro todo pretende ser mejor: la tranquilidad y el bienestar son la premisa principal. Se plantea una micro-ciudad capaz de abastecerse a sí misma. Existen en funcionamiento escuelas, restaurantes, parques deportivos, centros comerciales, y otros servicios para el sustento de los habitantes, que no necesitan salir al “exterior” para desenvolverse. La seguridad privada funciona las 24 horas, velando por el sano desarrollo de las actividades cotidianas que se llevan a cabo. Habitar esta micro-ciudad es toda una utopía hecha realidad.

ARQUITECTURA Y CONTRASTE 1

Fuera del muro, quedan restos de lo que alguna vez fue “el campito” de la generación que nos precede, donde se realizaban actividades al aire libre que dejaron impreso su recuerdo hasta el día de hoy. Ahora este espacio se ve reducido a nada, limitado a ser el lugar “detrás de”. Las familias sin lugar recogen material de las calles, de los basurales, de los restos de obras en construcción, y los traen a este espacio para construirse una precaria vivienda donde poder sobrevivir. Sin servicios y con déficit habitacional, sumado a la contaminación de un lugar que es utilizado tanto para vivir como para arrojar basura hacen de éste un lugar no deseable. Una completa distopía hecha realidad.

muro

Este espacio restante sufre una doble patología. En primer lugar, la condición de resto que limita en cuanto a las posibilidades de transformación y crecimiento, y, en segundo lugar, un contraste que amenaza imponiendo una comparación entre los habitantes de la nueva comunidad y los habitantes de “detrás del muro”.

Entonces surge la pregunta: ¿esta nueva comunidad encerrada se aísla del mundo o aísla al mundo de la comunidad?

Para los de afuera, el muro es paisaje y entorno, tan frío como suena. ¿Cómo contrarrestar este efecto “muro paisaje”? Para los de adentro, ese límite desvirtúa su función protectora. Paradójicamente, el muro funciona como un cartel luminoso, transformando estos barrios privados en un verdadero foco de atención para que aquellos que buscan las pertenencias ajenas sepan hacia dónde dirigirse.

ARQUITECTURA Y CONTRASTE 3

Es necesario reflexionar sobre distintas cuestiones. ¿Cómo retroceder o anular el efecto de las decisiones apresuradas que llevaron a esta pseudo-urbanización? ¿Cómo tratar con esta patología de la ciudad? ¿Cómo trabajar en un espacio con alto potencial para el crecimiento de la ciudad, no sólo por situarse, generalmente, en la periferia, sino también por el valor del espacio en sí mismo? ¿Cómo actuar considerando las posibilidades de reactivación social en un sitio de tanta vulnerabilidad? ¿Dónde están las propuestas culturales, de vivienda, de educación o de recreación, y tantas otras posibles respuestas a los problemas que sufre la ciudad?

NO NAME Arquitectura